Guía de Cantabria Liébana y Picos de Europa
Información Publicidad Mapa
PANORÁMICA
Naturaleza
Relieve, ríos y costa
Clima, flora y fauna
Población y comarcas
Comunicaciones
Historia
Arte y monumentos
Alojamientos
Gastronomía
Artesanía
Fiestas
 
Directorio de: Instituciones Empresas Profesionales Hostelería Comercio Cultura Ocio y Turismo


PANORÁMICA: Arte y monumentos

-De Altamira al Palacio de Festivales

Cuando a Santander, y por extensión a Cantabria, se dio en llamarla la Atenas del Norte, los autores de tan exitosa expresión únicamente tomaron en consideración el verano santanderino: la acumulación de actividades, actuaciones, presencias y actos que jalonan la época estival en Cantabria. Y siendo cierto todo ello, y por tanto justificado el "piropo", no lo es menos que el Arte y la Cultura en Cantabria no -son ni estacionales -cosas del verano- ni mera cuestión de actualidad.

Entre las Cuevas de Altamira, la llamada "capilla sixtina" del Arte Cuaternario, la programación del Festival Internacional de Santander o los cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, no sólo hay una diferencia de millones de años, sino todo un universo de obras humanas que configuran uno de los patrimonios histórico cultural más rico y extenso de España.

Así, si hablamos de las Cuevas de Altamira (Santillana del Mar) no podemos olvidar que en Cantabria existen nada menos que 30 cuevas con pinturas y grabados de diferentes épocas prehistóricas. Destacan entre todas ellas las descubiertas en Puente Viesgo, en el monte Castillo, donde el número y la variedad de las pinturas encontradas supera, incluso, a las descubiertas por Marcelino Sanz de Santol en el complejo de Altamira.

Escasos son los restos de la cultura cántabra primitiva, si bien entre los que merecen mención especial se encuentran las estelas gigantes de Zurita, Lombera y Barros. Esta última, la más significativa, ha tenido el honor de pasar a forma parte del escudo de la Comunidad Autónoma de Cantabria. Cerámicas, útiles y piezas diversas utilizadas por los primitivos pobladores cántabros se encuentran expuestas en el Museo Regional de Prehistoria y Arqueología.

-De la presencia romana, contestada virulentamente por las tribus cántabras, aún se conservan significativos ejemplos. Los restos del castro (ciudad-fortaleza) de Julióbriga (Reinosa) son los más importantes, sin olvidar los encontrados en antiguos asentamientos romanos de la costa como Portus Victoria (actual ciudad de Santander) o Flaviobriga, también conocida como Portus Amanus, y donde hoy se asienta la villa de Castro Urdiales.

De la Edad Media queda en Cantabria una amplia muestra de Arte rupestre y románico. La Colegiata de Santillana, Castañeda y Santa María de Piasca son tres lugares obligados de visita. El Monasterio de Santo Toribio, en Liébana, encierra entre sus muros el mayor trozo de la Vera Cruz (Lignum Crucis), madero en que fue crucificado Cristo. De la presencia en el monasterio del Beato de Liébana dejan constancia sus famosísimos "Comentarios al Apocalipsis".

La arquitectura civil y militar y religiosa, las esculturas, retablos, pinturas y orfebrería, tanto del Renacimiento como del Barroco, del Gótico o Modernista, se extienden por la geografía de Cantabria en un inventario tan extenso como interesante. A destacar entre el legado arquitectónico de finales del siglo pasado y primeros años del presente, el Palacio de la Magdalena (1909-1912), en Santander, obra de los arquitectos cántabros Bringas y Riancho, y recientemente rehabilitado. Mención especial merece la presencia en Cantabria, y más concretamente en Comillas, del arquitecto catalán Gaudí, autor de "El Capricho", edificio singular y joya del arte modernista, convertido hoy en excelente restaurante que ha respetado al máximo su atrevida arquitectura.

-No es de extrañar que tan abundante patrimonio artístico y cultural haya dado origen a numerosos e interesantes museos. El Regional de Prehistoria ya citado; el de Bellas Artes de Santander, dependiente del consistorio santanderino, donde se exponen de forma permanente las obras de los más destacados pintores cántabros; el de Altamira, donde se reúne toda la información sobre las Cuevas de Altamira y junto al cual muy pronto se levantará la réplica de dichas cuevas; o la Biblioteca Menéndez Pelayo, creada a partir de los 40.000 volúmenes regalados a la ciudad de Santander por el insigne polígrafo y autor de "Los heterodoxos", Marcelino Menéndez y Pelayo.

Obligado es destacar también el Museo Diocesano Regina Coeli, ubicado en el convento de clasura del mismo nombre, en Santillana del Mar. Su exposición de estatuas, grabados y libros de temas religiosos se completa con un moderno y bien dotado taller de restauración de arte religioso, gracias al cual se han logrado recuperar cientos de obras que el tiempo y el abandono estaban a punto de hacer desaparecer para siempre.

Y de la Cultura pasada a la Cultura presente. Más de un centenar de Galerías de Arte, teatros, centros culturales y salas de exposiciones, tanto públicas como privadas, desarrollan durante todo el año una intensa y creadora actividad. Destaca la programación de invierno del Palacio de Festivales, dependiente de la Diputación Regional de Cantabria, la de la Obra Social y Cultural de la Caja de Ahorros, la de la Fundación Botín y el Ateneo de Santander, todas ellas en la capital cántabra. En el resto de la región cabe mencionar a la Fundación Santillana, que ocupa las casonas del Águila y la Parra en la villa del Marqués, y el Centro Cultural La Vidriera, puesto en marcha por el Ayuntamiento de Camargo.

-Finalmente, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), fundada en 1931 por Fernando de los Ríos, cuya sede permanente es el Palacio de la Magdalena, viene de romper con una larga tradición : la de celebrar sólo cursos de verano. El convenio de colaboración firmado con el Ateneo de Santander para realizar ciertas actividades durante el resto del año se verá completado muy pronto con la iniciación de cursos de excelencia y para postgradudados durante los doce meses del año. Un proyecto que se desarrollará en colaboración con la Universidad de Cantabria. Una institución académica que cuenta con acreditada experiencia en las enseñanzas técnicas (Ingeniería, Física y Química y Telecomunicaciones), así como en la docencia médica, avalada por la colaboración existente con el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.